La Virgen de la Palma, de cara a Cádiz desde la puerta de su Templo

La Virgen de la Palma, del barrio de La Viña, en Cádiz, ha sido expuesta durante la tarde de ayer en las puertas de su Templo junto al crucifijo que procesionó en 1755 para detener el maremoto de Lisboa, todo ello acompañado del rezo del Santo Rosario en el interior de la solitaria Iglesia, implorando por los enfermos de coronavirus.

Ayer fue un día muy especial para la devoción mariana, ya que se celebraba el día de la Anunciación, y gracias a este hecho los escasos vecinos de Cádiz que se encontraban en las calles de paso, así como desde los propios balcones, los gaditanos pudieron rezar junto a su Virgen, de gran veneración en la ciudad, que no han podido ver desde el pasado 14 de marzo.