En la mañana de este domingo 30 de diciembre, el Cartero Real de la Hermandad Sacramental de Los Gitanos, representado por nuestro querido hermano Álvaro Peregil, salió a la calle con una gran comitiva para recoger las cartas y deseos de los más pequeños, y hacerlas llegar a sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente.

Una mañana que amanecía con un sol radiante, preludio de la jornada que íbamos a vivir. A las 11:30 horas aproximadamente, hacía su entrada en nuestro Santuario el Cartero Real, quien se postró a las plantas de nuestro titulares, para orarles y pedirles por un gran día.

Tras ello, nuestro Hermano Mayor, José María Flores, dio la bienvenida al Cartero Real al que  agradeció  su disposición y entrega, saludando igualmente al numeroso cuerpo de beduinos y a  la Agrupación Musical Juvenil, María Santísima de las Angustias quienes con gran entusiasmo acompañaron  a la comitiva durante todo el recorrido.

En la intervención del Cartero Real, nos invitó a que nunca se pierda la sonrisa de los más pequeños, momento que aprovechó para agradecer la gran labor de la Bolsa de Caridad que en este mes de diciembre ha tenido que doblar sus esfuerzos para asistir a  familias y niños. Además, su Majestad, en el día de la Sagrada Familia, quiso lanzar un mensaje de paz, armonía, unión… para todas las familias, las familias de sangre, la familia de amigos o la familia de la Hermandad, donde la fe siempre tiene que ir por bandera.

Tras una larga ovación  el Cartero Real y su séquito salía de nuestro Santuario para recorrer las calles de la feligresía acompañado además por un coro de campanilleros que fueron regalando sus mejores villancicos a los asistentes.

Una gran afluencia de público acompañó al Cartero durante todo el recorrido, y la felicidad y alegría se palpaba en el ambiente. Una vez finalizado el recorrido, el Cartero fue entronizado en la puerta de nuestro Santuario para seguir atendiendo a los más pequeños, y nuestra Agrupación Musical nos regaló un concierto navideño.

Así, despedíamos el 2018 desde la Hermandad Sacramental de Los Gitanos, con alegría e ilusión. Ahora, al 2019 le pedimos sobre todo Salud y un nuevo año de Hermandad donde la Fe en Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada, sea siempre, nuestro Norte y guía.