Pasado ya el mes de noviembre, la Virgen de la Esperanza luce desde hoy el manto de tisú celeste, realizado por Guillermo Carrasquilla Perea, y la saya denominada “de la casulla”, una obra del taller de Francisco Iglesias (2009).