La Virgen ha sido vestida para la salida extraordinaria del próximo sábado. Luce el traje de los Montpensier, la corona de la coronación, el rostrillo de Muñoz y Pabón y las ráfagas de punta de martillo o redondas.

La Patrona de Almonte luce igual que lo hiciera en aquel histórico día, cuando fue coronada en el Real del Rocío: el traje de los Montpensier, donado por la condesa de París, Isabel Francisca de Orleans y Borbón, y el Pastorcito viste a juego. Porta la corona de la coronación, realizada con las donaciones de los rocieros de principios del siglo XX, el rostrillo de Muñoz y Pabón y las ráfagas de puntas de martillo o redondas. Las flores que acompañan al vestido son flores de talco esmaltadas a color.