“¡Resucítate, Granada!”: así fue el emotivo pregón de Álvaro Barea de la Semana Santa granadina

82 minutos de intervención de un pregonero enamorado de la ciudad que lo vio nacer.

Continuó agradeciendo a todos aquellos quienes han confiado en él para pregonar la Semana Santa de Granada, como también hizo su padre.
El presentador del pregonero fue Antonio Cambil, gran amigo de éste que destacó en sus palabras el arraigo cofrade del pregonero desde que nació.

Su introducción versó sobre “las bulliciosas callejuelas de la Alcaicería, o a la charla veraniega mientras nos acaricia el relente del Darro soterrándose en Plaza Nueva, o en diferentes lugares de la ciudad….”

El pregonero se sintió interpelado ante los nervios de un sábado de Pasión con el que sueña cualquier cofrade “como si fuéramos unos niños esperando, a sus Majestades Los Reyes Magos”.

Describió la Semana Santa en general a traves con el momento que supone el Domingo de Ramos, “las túnicas azules y la marejada de color nos cautivan las retinas, y nos van llevando y trayendo en un incesante oleaje de sensaciones que nos irán pintando el alma de fiesta. Asistimos a la narración de un drama, sí, pero en Andalucía lo vestimos de fiesta. El cofrade te espera, Granada, agazapado bajo el cobertizo de la calle Gloria frente a San Pedro, para ver pasar la elegancia isabelina bajo palio de la Virgen de los Reyes”.

Su intervención, seguida por un teatro Isabel la Católica completamente lleno terminó con palabras que evocan resurrección:
” Y casi sin darnos cuenta
tras una espera tan larga
la penitencia habrá muerto:
la Gloria estará alcanzada.

No te me duermas, cariño
que es tan sólo una semana.
Disfrútala como un niño:
¡Resucítate, Granada!”

A la finalización del pregón, intervino el alcalde la ciudad de Granada, Francisco Cuenca y del Vicario General Francisco Espigares en representación del Arzobispo de Granada, Monseñor Javier Martínez.

De la misma manera y como es tradicional intervino la banda municipal de música de Granada, dirigida por Ángel López Carreño, que interpretó:

“Semana Santa en Granada”, de Miguel Sánchez Ruzafa.
“Niña de Santa Ana” de Rocío Bracero y “La Madrugá”, de Abel Moreno.