El Gran Poder lleva ordenadores a menores en riesgo de exclusión para que puedan continuar su escolarización

La hermandad dotará a menores en riesgo de exclusión con la tecnología necesaria para poder continuar con el curso desde sus casas en tiempos de confinamiento

La hermandad del Gran Poder continúa con su programa de acción social en las parroquias de la Candelaria Madre de Dios, Blanca Paloma y Santa Teresa enclavadas en los Tres Barrios-Amate; los tres más pobres de España. Dentro de esta campaña que se inició meses antes de los actos del 400 aniversario de la hechura del Señor, la corporación de San Lorenzo ha dado un paso más en su Bolsa de Caridad y ha gestionado la dotación de ordenadores portátiles y/o tablets a treinta menores de familias sin recursos de las zonas en las que se viene desarrollando el proyecto de Evangelización Hacia 2020, para que de esta manera puedan continuar con sus clases y formación escolar en estos tiempos de confinamiento.

Los treinta equipos informáticos llevados a estos barrios han sido donados por la Fundación la Caixa, y por Vodafone, también en forma de donación, «se ha facilitado la necesaria conexión a la red de internet mediante otras tantas tarjetas SIM», como señala la hermandad en un comunicado de la corporación, la cual «agradecemos» públicamente «una vez más la generosa colaboración de ambas instituciones, así como la meritoria labor llevada a cabo por la Fundación Balia con sus programas de apoyo a los menores, especialmente en la actual situación de emergencia».

Menores en riesgo de exclusión

La crisis sanitaria del coronavirus ha dejado aún más en evidencia la fractura social entre sectores de la sociedad. El confinamiento de la población por el estado de alarma y el cierre de las escuelas ha dejado a alumnos de centros de estudios sin medios para poder continuar con sus clases de manera telemática. Este hecho se puede extrapolar a zonas como Tres Barrios-Amate, donde se han contabilizado un gran número de familias que no pueden proseguir con el curso escolar desde sus hogares.

Fuente : Pasión en Sevilla