El Santuario del Señor de la Salud y la Virgen de las Angustias coronada reabre sus puertas

 

 

Otro de los grandes epicentros de devoción de la ciudad es el Santuario del Señor de la Salud y la Virgen de las Angustias coronada, que ha reabierto sus puertas después de dos meses cerrado al culto por la pandemia del coronavirus.

El Señor de Salud ha sido una de las últimas imágenes que ha salido a la calle. Lo hizo en el Vía Crucis de las Cofradías del primer lunes de Cuaresma, siendo uno de los más multitudinarios que se recuerdan. Lo que no pudo celebrar es el quinario, unos de los grandes altares que cada año montan y que antes del regreso al culto era desmontado por la priostía.

Las imágenes no han sido cambiadas de ajuar, ya que la corporación considera que no es una labor de necesidad inmediata. El Cristo continúa portando la túnica que lució en el acto más importante que organizan todas las hermandades penitenciales, pieza estrenada en 2017 y realizada por el taller de Sucesores de Elena Caro. Bordada en rico oro sobre terciopelo, reproduce aquella pieza desaparecida tristemente en la Guerra Civil. Su realización fue promovida por un grupo de devotos encabezados por el desaparecido recientemente José Manzano. Esta imponente túnica realizada reproduce fielmente la pieza decimonónica de autoría anónima pero atribuida a Rodríguez Ojeda, y que se perdió en el incendio provocado en la Iglesia de San Román, en 1936.

Con motivo del regreso a poder visitarse las iglesias, la hermandad daba a conocer un audiovisual con impactantes tomas realizadas desde todos los puntos de vista por Jesús López, el artífice de este trabajo, donde se aprecia el interior del Santuario con sillas en vez de bancos, situadas así por la distancia de seguridad que hay que mantener durante la fase 1 de la desescalada. En Pasión en Sevilla, te contamos el resumen de este primer día de reapertura.