El Cristo de las Tres Caídas, la Virgen de Loreto y San Juan Evangelista, juntos en el retablo mayor de la capilla de San Isidoro por la restauración del retablo de la Virgen.

Desde el pasado lunes 7 de octubre dieron comienzo los trabajos de restauración del Altar de Nuestra Señora de Loreto.

Durante el tiempo que duren esos trabajos la imagen quedará expuesta al culto en el Altar principal de la Capilla junto a Nuestro Padre Jesús de las Tres Caidas.