Málaga abre la puerta a una “procesión de carácter especial” finalizada la crisis sanitaria

La Diócesis de Málaga emitió en la jornada de ayer un comunicado con motivo del Covid-19, en el que establece una serie de disposiciones sobre las celebraciones de la Semana Santa y los sacramentos, así como su particular pronunciamiento sobre los decretos ya conocidos de la Congregación para el Culto Divino del Vaticano.

En referencia a esto último, el comunicado deja claramente que “la Semana Santa ni se suprime ni se traslada, por lo que las procesiones que pudieran hacerse fuera de Semana Santa serían expresiones de Piedad Popular, pero no procesiones de Semana Santa”.

De esta forma, la Iglesia Malacitana se alinea con los Obispos de Andalucía y considera conveniente no tomar en estos momentos ninguna decisión, si no una vez finalizada la actual crisis sanitaria estudiar alguna “procesión de carácter especial”.

Por otra parte se recuerda a los fieles la importancia de recibir la “comunión espiritual” en estos tiempos en los que no se puede participar de la Eucaristía de forma presencial, además de la meditación de las lecturas de cada día, por lo que las celebraciones en las iglesias continuarán siendo sin presencia de fieles.