La hermandad de la Carretería es la solera del Arenal que abre el Viernes Santo sevillano. Tanto el Señor de la Salud en el misterio de las Tres Necesidades como Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad no dejan de perder el clasicismo del que, desde su angosta salida hasta su también complicada recogida, hacen gala a lo largo de toda la Estación de Penitencia.

SANTÍSIMO CRISTO DE LA SALUD

El misterio representa las Tres Necesidades –escaleras, sábanas y sepulcro-. En él aparecen: Cristo crucificado y muerto, la Dolorosa con San Juan, María Magdalena, María Salomé, María de Cleofás, José de Arimatea y Nicodemo, así como las imágenes del Buen Ladrón y el Mal Ladrón crucificados.

Las Tres Necesidades de la Virgen María al pie de la Cruz, se refieren a escaleras para bajar a su hijo, sábana para tapar su cuerpo y sepulcro para enterrarlo.

La imagen de Cristo crucificado es talla atribuida a Francisco de Ocampo, del siglo XVII, la figura de la Virgen de la Luz y San Juan son realizadas en el siglo XVII, las tres Marías, los Santos Varones y los ladrones son talladas en el siglo XVII, la Virgen del Mayor Dolor es realizada en 1629.

El primero de los pasos es de estilo neobarroco en madera oscura que semeja la hojarasca, las hojas están atadas por una cuerda dorada, alumbrado por candelabros de guardabrisas metálicos de forja. El Cristo lleva potencias de plata dorada y la Virgen de la Luz diadema de plata dorada también. El paso es tallado en 1922. Los ángeles mancebos son talla del siglo XVII.

VIRGEN DEL MAYOR DOLOR EN SU SOLEDAD

El palio tiene orfebrería plateada, con estreno de respiraderos, volviendo al modelo del siglo XIX; los candelabros de cola; las jarras, en plata de ley. La Virgen lleva corona de plata dorada y puñal de oro. El palio y el manto son de terciopelo azul oscuro con bordados. Los bordados del palio fueron realizados por las Trinitarias.